Candidatos activos vs. Candidatos pasivos. ¿A quién elegir?

Quizá ya lo sepas pero conviene destacarlo dada su importancia. Y es que existen distintos tipos de candidatos.  Las empresas no sólo deben buscar candidatos en búsqueda de empleo (conocidos como candidatos activos), si no que también tienen que tener en cuenta los candidatos pasivos si convienen para determinados puestos de trabajo. Pero, ¿sabes en qué se diferencias o por qué te conviene contratar más a un tipo de candidato que a otro? Te invitamos a profundizar más en ello:

Conviene comenzar aclarando un aspecto fundamental que determinará todo el proceso y es que la principal diferencia que nos encontramos cuando buscamos a un candidato activo es que le estamos ayudando a resolver su situación de desempleo y búsqueda de trabajo, sin embargo, cuando hablamos de un candidatos pasivo, es él el que nos ayudará a nosotros a resolver nuestro problema causado por una plaza vacante en la empresa. Dicho esto, vamos a definir ambos tipos de candidatos:


1. Candidatos activos:

Los candidatos activos son personas que no necesariamente están desempleados pero, por el motivo o circunstancias que sean, sí están en proceso de búsqueda de empleo. 

Los candidatos activos representan aproximadamente un 25% del talento disponible, por eso es necesario tener en cuenta otro tipo de candidatos. 

2. Candidatos pasivos:

Los candidatos pasivos son personas que se encuentran actualmente trabajando, sin embargo, aunque no todos dispongan de un currículum actualizado, estarán disponibles para mantener una entrevista de trabajo que suponga una mejora en sus condiciones de trabajo, ya sea un mejor horario, un mayor salario, mayor proximidad a su domicilio, mejor ambiente laboral, etc. 

El porcentaje de candidatos pasivos está alrededor del 55% y es un sector a tener en cuenta ya que aunque a priori cueste un mayor esfuerzo su contratación respecto a la de candidatos activos, es interesante tener el talento pasivo presente. 

Aunque a priori cueste un mayor esfuerzo su contratación respecto a la de candidatos activos, es interesante tener el talento pasivo presente. Clic para tuitear

3. Candidatos súper pasivos:

Si creíamos que ya no existían más perfiles, el de los candidatos súper pasivos supone el 10% del talento. Son trabajadores en activo que están totalmente satisfechos con su empleo y no están, en ningún caso, interesados en cambiar a tu empresa. Son el grupo de candidatos más difícil de convencer y de acceder. Aún así, no lo des todo por vencido y cuando habléis, deja claro que necesitas conocer su respuesta tanto si es positiva como negativa y en caso de esta última, intenta que te facilite otro contacto de perfil similar al suyo. 

4. Candidatos “Ave rapaz”:

Los candidatos ave rapaz son empleados que aunque no están buscando trabajo sí están en continua búsqueda de nuevas oportunidades, de tendencias de mercado que van apareciendo y  van amoldando sus perfiles profesionales teniéndolas en cuenta. Son perfiles de gran interés para las empresas, porque no sólo tienen conocimientos del puesto que desempeñan, sino que van más allá y tienen un perfil más completo cada día. 

entrevistas-trabajo-selecciona2

¿Cómo abordar una entrevista con candidatos pasivos?

Los candidatos pasivos, tal y como hemos mencionado, son más difícil de encontrar al no estar en búsqueda de empleo. Sin embargo, es importante tenerlos en cuenta al suponer el 55% del talento. No obstante, la manera de abordar una entrevista de trabajo con ellos, será muy diferente que con un candidato activo. Veamos:

1. El entrevistado no necesita el empleo
Recuerda que actualmente trabaja y no va a tener la misma predisposición que un desempleado. Así que es una buena oportunidad no sólo de que le conozcas, sino también de que él o ella conozcan tu empresa. El candidato no va a venderte su currículum, se supone que ya tienes gran interés en su perfil, por lo que céntrate en hablar de los objetivos a medio y largo plazo y el proyecto profesional que queréis llevar a cabo con un empleado como él. 

2. Olvídate de preguntas banales 
¿De qué sirve preguntarle cómo se definiría? Tienes que plantear cuestiones prácticas con las que el candidato sienta que no está perdiendo el tiempo. Plantéale una situación real de tu empresa y cómo actuaría o qué haría para mejorarla o resolverla. 

3. Sinceridad ante todo
El candidato habrá hecho los deberes y como buen pasivo no tendrá inconveniente en ponerte en algún aprieto realizando alguna pregunta delicada. Lo tienes fácil, responde con sinceridad y coloca las posibles dificultades al reto que tiene la compañía de mejorar con los nuevos puestos vacantes a cubrir, uno de ellos el que te interesa que el candidato acepte. 

Como habrás comprobado, realizar un proceso de selección es una tarea complicada y más si se quiere tener en cuenta a candidatos pasivos. Es conveniente saber delegar en profesionales de los recursos humanos como Consultoría Selecciona2 para su contratación. Si tienes alguna duda puedes preguntarnos sin compromiso aquí.

Lourdes López on FacebookLourdes López on Linkedin
Lourdes López
Lourdes López es la Directora de Selecciona2, donde pretendemos dar una respuesta ágil y rápida a nuestros clientes, ofreciendo la experiencia, el rigor, la confidencialidad y profesionalidad con un servicio completo de búsqueda y captación de los profesionales más apropiados para las necesidades de personal dentro de su empresa.