Metodología Selecciona2

Etapas del Proceso de Selección

No existen buenos o malos candidatos, sino candidatos que se adecuan mejor que otros a un puesto concreto.

La metodología de Selecciona2 se desarrolla en seis fases:

Es necesario saber cuál es el “perfil ideal” que la empresa necesita para garantizar un perfecto ajuste candidato-puesto, para ello hay que:

  • Analizar el puesto: cuáles serán las tareas a realizar, la posición dentro del organigramas y los objetivos a alcanzar
  • Requisitos indispensables y valorables: Estudios, capacidades técnicas, idiomas, …
  • Conocer los aspectos relevantes de la empresa: posición en el mercado, cultura de la organización y perspectivas.

Esta fase es transcendental en el proceso, ya que la selección se efectuará entre los candidatos que obtengamos aquí.

Iniciamos la búsqueda de candidatos potenciales mediante el uso de diversas fuentes, dependiendo del puesto a cubrir: página web, portales de empleo, bases de datos propias, Asociaciones, Colegios Profesionales, Escuelas de Negocio, etc.

Se inicia el estudio de las candidaturas a través de los CV’s recibidos a través de las diferentes vías utilizadas, clasificándolos de acuerdo con el perfil establecido y la adecuación al puesto de trabajo.

A los candidatos que, cumpliendo a priori con los requisitos solicitados, se les realiza una entrevista telefónica para comprobar aspectos concretos de su Cv, interés por el puesto, disponibilidad y en caso favorable envío de test de competencias y concertación de cita para entrevista personal.

A diferencia de la entrevista tradicional, que se centra en aspectos superficiales, aunque necesarios, como: los conocimientos, la experiencia o el nivel educativo, la entrevista por competencias valora otras habilidades necesarias para el puesto y la organización concreta, como pueden ser: la manera de relacionarse con los compañeros, capacidad de organización, planificación, motivación, capacidad de aprendizaje, la capacidad de liderazgo, etc.

En definitiva, mediante la entrevista por competencias observaremos si la motivación, el conocimiento, las capacidades y los valores de la persona entrevistada encajan con las necesidades de nuestro cliente.

Pruebas:

Dependiendo del tipo de puesto, utilizamos unas u otras pruebas como las siguientes:

  • Realización de Test: que evalúen su aptitud, perfil psicológico, rasgos de personalidad, motivacionales, fortalezas y áreas de mejora…dependiendo del caso se utilizará un tipo u otro de test
  • Pruebas de conocimiento teóricos y/o prácticos: Son un instrumento imprescindible cuando la función requiere la puesta en práctica de conocimientos o habilidades que sólo se pueden adquirir a través del aprendizaje. Aunque hay criterios externos que pueden garantizar la existencia de estos conocimientos como son títulos o experiencia anterior, en determinados casos se hace necesaria una comprobación.
  • Pruebas situacionales: como dinámicas de grupo para evaluar aspectos sociales del candidato, aspectos que son muy relevantes, por ejemplo: cooperación, competición, iniciativa, creatividad, negociación, dotes de liderazgo, control emocional, dinamismo, introversión/extroversión,  capacidad de comunicación, …
  • Comprobación de referencias: Siempre que es posible, solicitamos referencias de los candidatos seleccionados poniéndonos en contacto con sus anteriores empleadores.

Nuestras pruebas de evaluación le permitirán:

  • Reducir la subjetividad y el riesgo asociado a la hora de tomar una decisión de contratación.
  • Predecir mejor su futuro rendimiento en la empresa.
  • Conocer los puntos fuertes y débiles del candidato potencial y cómo encajará en nuestra empresa.

Una vez finalizadas las fases anteriores, tendremos una terna de los 2/3 mejores candidatos que serán presentados a la empresa mediante un informe que incluirá su CV y toda la información sobre el candidato, resultados de pruebas, referencias y nuestra conclusión final.

Será el cliente el que, tras una entrevista con ellos en su empresa, tendrá la decisión final sobre qué candidato se incorpora a su estructura.

Reunión de seguimiento con el cliente y candidato para valorar el cumplimiento de sus expectativas laborales y su adaptación al puesto y al equipo de trabajo.

Desde la incorporación del candidato seleccionado y durante un período de seis meses, si la persona seleccionada cesara en su relación laboral por decisión de la empresa, nos comprometemos a realizar un segundo proceso de selección para sustituir la vacante sin generar nuevos honorarios.